Algo que nos preocupa mucho a los padres y madres, a la hora de comprar calzado infantil, es elegir la talla adecuada ya que de ello dependerá que nuestros hijos/as estén cómodos y que no sufran los pies, por ello saber elegir la talla correcta de zapato para el niño es fundamental.

Ya hemos recomendado en otros post que los zapatos de los niños no deben quedarles demasiado justos ni demasiado sueltos para evitar malformaciones, lesiones, torceduras o cualquier otro tipo de inconveniente en las etapas de crecimiento y para evitarlo es necesario saber qué talla es la adecuada para nuestro hijo/hija.

La duda nos asalta; ¿Cuál es la talla correcta de zapato para niño? 

En cada etapa del crecimiento del bebé, los zapatos infantiles tienen diferentes funciones como hemos visto en otras ocasiones, siendo en la primera etapa para el recién nacido un complemento a sus conjuntos y un accesorio de estética. A partir de los ocho o nueve meses, sus zapatos pasan a ser el complemento que les ayude a caminar en superficies rugosas y en la calle, por lo que la holgura de la talla adecuada de los zapatos infantiles va a cambiar.

Los zapatos de bebé para recién nacido hasta el momento en el que empiezan a caminar son simplemente de abrigo y estética, por lo que la holgura de la talla adecuada de los zapatos infantiles debe ser mayor, refiriéndonos a holgura entre medio centímetro y un centímetro. Siempre y cuando el zapato lo lleven sujeto y evitar que se les descalce continuamente, la talla puede ser más amplia porque el pie del bebé va a estar en continuo crecimiento y tienen mucha elasticidad en sus dedos.

La siguiente etapa desde los ocho meses o un año hasta los dos años, empieza una nueva aventura para ellos, sus primeros pasos. Esta es la etapa más importante al elegir sus zapatos y por lo tanto elegir la talla adecuada para que caminen correctamente y no sea un impedimento unos zapatos grandes ni unos pequeños. A partir de esta edad debemos olvidarnos lo de comprar unos zapatos holgados, más de un centímetro, para que les dure más tiempo o pensar en la mítica frase ‘con lo que les crecen los pies’, porque ya hemos pasado la etapa de llevar zapatos por estética. Con esto no queremos decir que el zapato sea pequeño ni justo, pero sí la medida correcta para que tengan la movilidad suficiente en los dedos pero sin que sea grande ni que se les descalce.

En esta etapa pre andante y primeros pasos hasta los dos años, nos encontramos con zapatos infantiles desde la talla 18 hasta la 24, aunque según la colección, estas tallas pueden cambiar. Los cambios de talla en estas edades suelen ser cada tres o cuatro meses, por lo que debemos controlar su crecimiento durante esos meses, evitando llegar a que el zapato se le haya quedado pequeño y le produzca cualquiera de las consecuencias que hemos nombrado arriba.

A partir de los tres años, empieza otra aventura para los niños, el colegio, en la que tenemos que elegir la talla adecuada de los zapatos infantiles, ya que con ellos van a correr, saltar, jugar y no parar en todo el día, evitando zapatos grandes y controlando los cambios de talla que suelen ser aproximadamente cada seis meses en esta etapa.

En la siguiente tabla podemos ver las medidas oficiales estándar. Aún así para mayor exactitud de la talla, debes escoger un modelo concreto y mirar la tabla específica de la marca ya que puede haber pequeñas diferencias.

 

 

DESCARGAR EN PDF

Si tienes algún problema o duda con la talla de cualquier zapato siempre puedes llamarnos y te informaremos. Danos la medida del pie y le indicaremos la talla. Pueden llamarnos al 914313944.

 

www.calzadosturin.com